• Angraecum sesquipedale
  • Bletilla striata
  • Cymbidium aloifolium
  • Bulbophyllum ambrosia
  • Maxillaria setigera
  • Restrepia mohrii
  • Paphiopedilum philippinense
  • Cattleya mossiae
  • Ceratostylis rubra
  • Masdevallia lehmanni
  • Maxlilaria consanguinea
  • Colmanara Wildcat Rubi
  • Cynorchis purpurascens
  • Dichaea pendula
  • Maxillaria praestans
  • Vanda pumila
  • Coelogyne parishii
  • Cymbidium Vanguard
  • Dendrobium pierardii
  • Dimerandra emarginata
  • Dracula benedictii
  • Jumellea comorensis
  • Laelia purpurata v. carnea
  • Maxillaria nigrescens
  • Miltonia spectabilis
  • Miltoniopsis Pearl Ono Iliwai
  • Odontoglossum luteopurpureo
  • Oerstedella centradenia
  • Paphiopedilum sukhakulii
  • Phalaenopsis sumatrana
  • Pleione grandiflora
  • Ponthieva racemosa
  • Renanthera monachica
  • Restrepia purpurea
  • Rynchosteles cordata
  • Stenoglottis fimbriata
Slideshow Builder by WOWSlider.com v4.7

MASDEVALLIA Y SU CULTIVO

Masdevallia veitchiana Prince de Galle

TAXONOMÍA
Familia:Orchidaceae.
Subfamilia: Epidendroideae
Tribu: Epidendreae.
Subtribu: Pleurothallidinae.
El nombre de este género es en honor al botánico y médico Español José Masdevall.

GENERALIDADES
El género Masdevallia lo conforman unas 500 especies.
Es originario de América central y norte de América del Sur. La mayoría de las especies crecen en montañas con una altitud comprendida entre los 1500 y 4000 metros, por lo que requieren temperaturas frescas y alta humedad, aunque también hay algunas Masdevallias que crecen a nivel del mar.
Son orquídeas simpodiales que carecen de pseudobulbos. Sus hojas son bastante gruesas, una por tallo.
Cada tallo suele portar una sola flor que se caracteriza por tener los sépalos soldados en la base. En muchos casos estos terminan en una prolongación filamentosa.
Los pétalos y el labelo son muy pequeños, casi invisibles.
Las flores en ocasiones presentan colores muy vivos, casi fosforescentes, e incluso algunas son perfumadas.
Si queremos cultivar masdevalias en casa, debemos elegir las especies de clima caliente, ya que el cultivo de las especies de clima frío es complicado. Los híbridos poseen un crecimiento más vigoroso y su cultivo resulta más sencillo.

CULTIVO
Es fundamental tener en cuenta que si la planta la mantenemos en un ambiente cerrado, permanentemente húmedo y poco ventilado, con el sustrato demasiado mojado, la transpiración de la planta es muy dificultosa; si a esto añadimos un exceso de temperatura el resultado será hojas amarillas que terminan cayendo, provocando la muerte de la planta.

  • RIEGO: Estas orquídeas no tienen periodo de reposo, por lo que los riegos deben ser frecuentes durante todo el año, procurando mantener húmedo el sustrato, pero no encharcado. No soportan la sequía. En verano conviene nebulizar la planta con el fin de bajar un poco la temperatura y refrescarla.
    Una buena manera de mantener el sustrato húmedo es introducir la maceta de barro dentro de otra de tamaño un poco mayor, y rellenar el espacio entre estas con Sphagnum , que mantendremos siempre húmedo.
  • FERTILIZANTE: El uso de fertilizante es importante para producir plantas fuertes y con muchas flores. Cuando se encuentran en crecimiento, se deben abonar de forma regular. Aunque hay que tener en cuenta que sus raíces son muy sensibles a las sales de los abonos, con lo que tendremos que utilizar un abono muy diluido.
  • TEMPERATURA: Son orquídeas de invernadero frío. Las temperaturas óptimas en invierno son de 9-13ºC, y las del verano 16-19ºC.
    La gran dificultad en el cultivo de estas orquídeas está en mantenerlas frescas en verano. Son plantas muy delicadas cuando sobrepasamos con frecuencia los 20ºC; aunque los híbridos soportan mejor las altas temperaturas.
    En verano debemos colocarlas en un lugar sombreado y ventilado para que la evaporación reduzca la temperatura y la planta pueda estar lo más fresca posible. El frescor nocturno del exterior es muy beneficioso.
  • LUZ: Debe ser intensa en invierno teniendo en cuenta el factor térmico, y sombra luminosa en verano para poder minimizar la subida de temperatura.
  • HUMEDAD: Necesita entre un 70-90% de humedad ambiental, aunque disminuyéndola considerablemente durante unas horas al día. Mantendremos buena ventilación para evitar el ataque de hongos y bacterias y la pudrición de las raíces.
  • SOPORTE: La maceta es el cultivo más utilizado, aunque hay algunas especies que se dan bien montadas en corcho, sobre una cama de Sphagnum.
  • SUSTRATO: Tiene que contar con un buen drenaje y aireación para evitar la podredumbre, ya estará permanentemente húmedo.
    Una mezcla de 50% de corteza de pino de grano fino o medio, arlita y un poco de carbón.
    Otra mezcla más ligera que da buen resultado está formada por 1/3 de Sphagnum o trozos de espuma de colchones, mezclado con pequeñas esferas de poliexpán en una proporción de 2/3. Este sustrato obliga a riegos más frecuentes.
    Siempre es necesario que la planta tenga un buen drenaje, ya que no tolera el estancamiento de agua que llega a pudrir las raíces, por tanto es conveniente dejar en la base del tiesto una capa de drenaje con piedras inertes (cuarcita, granito), trozos de macetas rotas, o trozos de poliexpán.
  • TRANSPLANTE: Se debe realizar una vez al año en primavera antes de que llegue la época de calor, ya que al tener un sustrato ligeramente húmedo durante todo el año, este se descompone rápidamente.
  • MULTIPLICACIÓN: La multiplicación se realiza mediante la división de la planta. Se suele aprovechar para hacerlo la época de transplante, es decir, durante la primavera o después de la floración. También se puede multiplicar, como las demás orquídeas, por cultivo in vitro de semillas y de meristemos.

ALGUNAS ESPECIES
M. veitchiana, M. coccinea, M. floribunda, M. amanda, M. grandulosa, M. polisticta, M. angulata, M. arminii, M. caesia, M. caudata.

Volver

© 2014 Club Amigos de las Orquídeas