• Angraecum sesquipedale
  • Bletilla striata
  • Cymbidium aloifolium
  • Bulbophyllum ambrosia
  • Maxillaria setigera
  • Restrepia mohrii
  • Paphiopedilum philippinense
  • Cattleya mossiae
  • Ceratostylis rubra
  • Masdevallia lehmanni
  • Maxlilaria consanguinea
  • Colmanara Wildcat Rubi
  • Cynorchis purpurascens
  • Dichaea pendula
  • Maxillaria praestans
  • Vanda pumila
  • Coelogyne parishii
  • Cymbidium Vanguard
  • Dendrobium pierardii
  • Dimerandra emarginata
  • Dracula benedictii
  • Jumellea comorensis
  • Laelia purpurata v. carnea
  • Maxillaria nigrescens
  • Miltonia spectabilis
  • Miltoniopsis Pearl Ono Iliwai
  • Odontoglossum luteopurpureo
  • Oerstedella centradenia
  • Paphiopedilum sukhakulii
  • Phalaenopsis sumatrana
  • Pleione grandiflora
  • Ponthieva racemosa
  • Renanthera monachica
  • Restrepia purpurea
  • Rynchosteles cordata
  • Stenoglottis fimbriata
Slideshow Builder by WOWSlider.com v4.7

PAPHIOPEDILUM Y SU CULTIVO

Paphiopedilum philipinense

TAXONOMÍA
Familia: Orchidaceae.
Subfamilia: Cypripedioideae.
Tribu: Cypripedieae.
Subtribu: Cypripediinae.
Esta Subtribu engloba, entre otros géneros Cypripedium y Phragmipedium.
El nombre Paphiopedilum, procede del griego "Paphia", de "Paphos", epíteto de "Venus" y "pedilon" (sandalia o zapatilla), que alude a la forma del labelo (zapatito o zueco).

GENERALIDADES
Paphiopedilum es un género de unas 60 a 70 especies simpodiales principalmente terrestres (también hay alguna epífita o litófita), que se encuentran muy amenazadas por la destrucción de su hábitat.
Se distribuyen por todo el Sureste del Asia tropical.
Se han desarrollado miles de híbridos con fines comerciales, aumentando la diversidad de los colores. Hoy en día hay más de 10.000 híbridos registrados de Paphiopedilum.
Crecen sobre humus o sobre otros materiales del suelo forestal.
Sus raíces no profundizan sino que se extienden a través del musgo que las recubre.
Las raíces tienen por encima del velamen gran cantidad de pelos absorbentes.
Las hojas tienen de 10 a 50 cm de largo, en rosetas, acaules y no disponen de órganos de reserva.
Cada tallo, por lo general tiene solamente una flor, que aparece de otoño a primavera, y que puede durar hasta 10 semanas.
Podemos encontrar fundamentalmente los de hojas lisas y los de hojas jaspeadas.
Como todas las orquídeas, disponen de 3 sépalos y 3 pétalos. La gran particularidad de los Paphiopedilums es la peculiar forma de su labelo, que parece un zueco o un zapatito (de ahí su nombre). Este labelo es en realidad una bolsa que sirve de trampa en la que caen los insectos polinizadores. Estos, al salir, arrastran las polinias (órgano sexual masculino) que se pegan al dorso, y cuando el insecto acude a otra flor, ocurre lo mismo, y las polinias que llevaba en su dorso, quedan alojadas en el estigma (órgano sexual femenino) de la flor, quedando ésta polinizada.
Las flores tienen un aspecto ceroso, casi artificial, y el sépalo superior tiene a menudo un color que contrasta con el resto.
Es fácil cultivarlos en casa.
Viven de 1 a 7 años en interiores; y más de 10 años en invernaderos.

CULTIVO: Son plantas, que si las proporcionamos luz, aireación y riego, son fáciles de crecer y florecer.

  • RIEGO: En su hábitat natural crece a los pies de los árboles de los bosques húmedos y sombreados, y entre rocas.
    Al no tener pseudobulbos que le permita almacenar agua y nutrientes, se debe regar sin establecer periodos de descanso (como puede ocurrir con otras orquídeas).
    Hay que tener especial cuidado en no verter agua sobre las axilas o la parte central de la que sale la nueva hoja, ya que podría provocar enfermedades de hongos o bacterias.
    No se debe secar el sustrato completamente entre riego y riego.
  • FERTILIZANTE: Si el sustrato es rico en materias orgánicas (raíces de helechos), no sería necesario abonar.
    El uso de fertilizante es importante para producir plantas fuertes y con muchas flores. Cuando se encuentran en crecimiento, se deben abonar de forma regular.
  • TEMPERATURA: En general, los tipos de hojas moteadas requieren entre 15 a 18 ºC durante la noche y de 23 a 30 ºC durante el día. Los de hojas lisas necesitan temperaturas nocturnas mínimas 10 a 15 ºC y de 23 a 27 ºC durante el día.
    Un descenso de la temperatura nocturna hacia el final de la primavera estimulará una segunda floración al principio del otoño.
    En verano, siempre que los mantengamos en un lugar sombreado y ventilado, pueden llegar a soportar temperaturas altas.
    Algunas especies necesitan un descenso de la temperatura para estimular la floración.
  • LUZ: Debido a que crecen en el suelo sombreado de la selva tropical, necesitan entre un 40 y 50% de luz.
    En invierno, le viene bien un poco de sol (800-1000 pie-bujías), pero en verano, si se puede, pasarla a una ventana orientada al norte (600-700 pie-bujías).
    Si la planta crece pero no florece y/o las hojas son de un color demasiado oscuro es porque necesita un lugar más iluminado.
  • HUMEDAD: A partir de los 22ºC, nebulizar la planta, con la nebulización más fina posible, con el fin de poder refrescar a la planta por medio de humedad y aireación. Pero con especial cuidado de que no se quede agua entre las axilas o en la parte central de la que sale la nueva hoja.
    La humedad debe de ser moderada, entre 40% y 50%. Una manera de aumentar la humedad dentro de casa, es colocando las plantas sobre platos rellenos con gravilla o arlita y parcialmente llenos de agua. Después colocaremos nuestras plantas encima, teniendo cuidado de que no toquen el agua. Es esencial que haya movimiento de aire y humedad ambiental correctas, sobre todo durante los meses más calurosos del año.
  • SOPORTE: Los tiestos de plástico mantienen mejor la humedad que necesita esta orquídea. Hay que tener claro que las macetas de barro, van a permitir que la planta se seque antes, con lo que el periodo entre riego y riego, será más corto que si la maceta es de plástico. En todo caso siempre es necesario que haya un buen drenaje.
    Prefieren los tiestos pequeños.
  • SUSTRATO: Hay muchos sustratos utilizados. Uno de los más comunes es un 75% de corteza de pino y un 25% de carbón vegetal. A esto le podemos añadir Sphagnum o trozos de espuma de colchones para aumentar la humedad del medio. Es conveniente colocar una capa de drenaje de unos 3-4 cm de fragmentos de corcho blanco en el fondo del tiesto.
    Algunas especies crecen en roca caliza, como el P. rothschildianum , y el medio debe tener un pH ligeramente alcalino; por lo que hay que añadir al sustrato fragmentos de conchas marinas, 2 o 3 fragmentos de roca caliza o dolomita (mezcla de carbonato cálcico y magnésico). Otras, en cambio, crecen en sustrato ligeramente ácido, como el Paphiopedilum delenatii y no necesitan calcio.
  • TRANSPLANTE: Se debe realizar cada 2 años, cuando el medio se ha descompuesto, y después de la floración o en la primavera. Siempre hay que quitar el sustrato viejo cuando hagamos el transplante.
    Hay que procurar que el tiesto que vayamos a utilizar permita el crecimiento durante dos años.
    Siempre es necesario que la planta tenga un buen drenaje, ya que no tolera el estancamiento de agua que llega a pudrir las raíces, por tanto es conveniente dejar en la base del tiesto una capa de drenaje con piedras inertes (cuarcita, granito), trozos de macetas rotas, o trozos de poliexpán.
  • MULTIPLICACIÓN: La multiplicación se realiza mediante la división de la planta. Se suele aprovechar para hacerlo, la época de transplante, es decir, durante la primavera, o después de la floración. No obstante, no les gusta ser divididos, pero si lo hacemos, es necesario que haya, al menos, dos brotes antiguos y el nuevo crecimiento, por cada división.
    También se puede multiplicar, como las demás orquídeas, por cultivo in vitro de semillas. Hoy en día aún no se ha podido multiplicar a los Paphiopedilums a través de meristemos como ocurre en otras orquídeas.

ALGUNAS ESPECIES
P. rothschildianum, P. delenatii, P. phippinense, P. bellatulum, P. callosum, P. sanderianum, P. tigrinum.

Volver

© 2014 Club Amigos de las Orquídeas